sábado, 28 de mayo de 2016

RECORDANDO EL CEREBRINO MANDRI.



 CEREBRINO MANDRI es el nombre comercial de un medicamento en polvo que se tomaba, por vía oral disuelto en agua,  y estaba formado  básicamente  por tres componentes: ácido acetilsalicílico, paracetamol y cafeína anhídrica. La acción conjunta de los dos primeros favorecían la reducción del dolor y la fiebre, mientras que el tercero era un estimulante del sistema nervioso.

Estaba indicado para tratar los dolores de cabeza, así como dolores leves, dentales, menstruales, musculares como las contracturas o de espalda, como la lumbalgia y los espisodios de fiebre.

Sin embargo, el día 5 de setiembre de 2008, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), ordenó la retirada  de todas las unidades de todos los lotes de la especialidad farmacéutica "Cerebrino Mandri 100 g polvo",  porque "el fabricante no cumple las normas de correcta fabricación". (1).

PROPIETARIOS DE LA TORRE DEL SOL, DE SANT BOI DE LLOBREGAT.

La Torre del Sol, casa señorial rodeada de extensos jardines, fue construída a mediados del siglo XIX en el actual  número 29 de la calle de Joan Bardina, de Sant Boi de Llobregat, por la acaudalada familia Castells, hasta que en el año 1930 fue adquirida por la familia Mandri, que posteriormente la venderían a la familia Fradera, conocida por sus actividades industriales  cementeras. En 1982 pasó a ser propiedad del Ayuntamiento de Sant Boi de Llobregat. (2)

EL ÚNICO MEDICAMENTO TOMADO DURANTE MUCHOS AÑOS.

En el transcurso de los años de adolescencia, juventud y posteriores etapas de mi vida, el CEREBRINO MANDRI fue el único medicamento que tenía siempre al alcance de la mano, atendido que padecía frecuentes dolores agudos de cabeza, y un par de cucharaditas de postre de aquel medicamento en polvo,  disuelto en un vaso de  agua, eran suficientes para que desapareciera a los pocos minutos aquel insoportable dolor.

Había una farmacia en la calle de Olzinelles, en la barcelonesa barriada de Sants, de Barcelona,  esquina con una calle de la  que ahora no recuerdo el nombre, que vendían cerebrino que preparaban en aquella farmacia.  Cuando periódicamente  acudía a comprar para mi consumo, siempre llevaba de más,  para proveer a personas que también lo consumían y me lo encargaban.

En una de mis visitas en aquella farmacia, me comunicaron que habían dejado de prepararlo.

Mi madre, que mientras permaneció soltera residía en el número 30 de la calle de Sant Medir, de Sants, me había explicado en varias ocasiones que, en el transcurso de la Guerra Civil española, la venta de cerebrino que preparaban en aquella farmacia, estaba supeditado a la entrega previa de azúcar, habida cuenta de la escasez de este producto en aquellos tiempos.

Han pasado los años, largos años,  y todavía hoy por hoy, lamento no poder disponer de cerebrino cuando, ocasionalmente, me invaden los molestos dolores de cabeza. 


(1) Alerta Farmecéutica 24/08. Cerebrino Mandri 100 g. polvo. Laboratorios Mandri,S.A., Provenza, 277 Barcelona.

(2) "Viure Sant Boi". Memoralia. Ajuntament de Sant Boi de Llobregat. Setembre de 2012.

3 comentarios:

  1. Joan a casa sempre ni havia i crec que a totes les cases, sino s'usava se aterrossava, ara em ve a la memòria la Quinina "da unas ganas de comer" feia l'eslògan cantat, i era alcohol. Bon dia endiumenjat de moment, diuen, diuen que a la tarda plourà.Josep

    ResponderEliminar
  2. Abans a les cases, Josep, hi havia sempre Cerebrino, Aigua del Carme, Mercromina, Gasses, Cotó fluix, Esparadrap, Aigua oxigenada i alcohol. Ara, poques coses d'aquestes, però medicaments, medicaments i medicaments...¡ per aturar un tren !.

    ResponderEliminar
  3. YO ERA UNA DE ESAS PACIENTES QUE CONSUMIAN DE FORMA ASIDUA EL FAMOSO
    CEREBRINO MANDRI, QUE POR CIERTO ME IBA MUY BIEN.

    ResponderEliminar