sábado, 28 de mayo de 2016

RECORDANDO EL CEREBRINO MANDRI.



 CEREBRINO MANDRI es el nombre comercial de un medicamento en polvo que se tomaba, por vía oral disuelto en agua,  y estaba formado  básicamente  por tres componentes: ácido acetilsalicílico, paracetamol y cafeína anhídrica. La acción conjunta de los dos primeros favorecían la reducción del dolor y la fiebre, mientras que el tercero era un estimulante del sistema nervioso.

Estaba indicado para tratar los dolores de cabeza, así como dolores leves, dentales, menstruales, musculares como las contracturas o de espalda, como la lumbalgia y los espisodios de fiebre.

Sin embargo, el día 5 de setiembre de 2008, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), ordenó la retirada  de todas las unidades de todos los lotes de la especialidad farmacéutica "Cerebrino Mandri 100 g polvo",  porque "el fabricante no cumple las normas de correcta fabricación". (1).

PROPIETARIOS DE LA TORRE DEL SOL, DE SANT BOI DE LLOBREGAT.

La Torre del Sol, casa señorial rodeada de extensos jardines, fue construída a mediados del siglo XIX en el actual  número 29 de la calle de Joan Bardina, de Sant Boi de Llobregat, por la acaudalada familia Castells, hasta que en el año 1930 fue adquirida por la familia Mandri, que posteriormente la venderían a la familia Fradera, conocida por sus actividades industriales  cementeras. En 1982 pasó a ser propiedad del Ayuntamiento de Sant Boi de Llobregat. (2)

EL ÚNICO MEDICAMENTO TOMADO DURANTE MUCHOS AÑOS.

En el transcurso de los años de adolescencia, juventud y posteriores etapas de mi vida, el CEREBRINO MANDRI fue el único medicamento que tenía siempre al alcance de la mano, atendido que padecía frecuentes dolores agudos de cabeza, y un par de cucharaditas de postre de aquel medicamento en polvo,  disuelto en un vaso de  agua, eran suficientes para que desapareciera a los pocos minutos aquel insoportable dolor.

Había una farmacia en la calle de Olzinelles, en la barcelonesa barriada de Sants, de Barcelona,  esquina con una calle de la  que ahora no recuerdo el nombre, que vendían cerebrino que preparaban en aquella farmacia.  Cuando periódicamente  acudía a comprar para mi consumo, siempre llevaba de más,  para proveer a personas que también lo consumían y me lo encargaban.

En una de mis visitas en aquella farmacia, me comunicaron que habían dejado de prepararlo.

Mi madre, que mientras permaneció soltera residía en el número 30 de la calle de Sant Medir, de Sants, me había explicado en varias ocasiones que, en el transcurso de la Guerra Civil española, la venta de cerebrino que preparaban en aquella farmacia, estaba supeditado a la entrega previa de azúcar, habida cuenta de la escasez de este producto en aquellos tiempos.

Han pasado los años, largos años,  y todavía hoy por hoy, lamento no poder disponer de cerebrino cuando, ocasionalmente, me invaden los molestos dolores de cabeza. 


(1) Alerta Farmecéutica 24/08. Cerebrino Mandri 100 g. polvo. Laboratorios Mandri,S.A., Provenza, 277 Barcelona.

(2) "Viure Sant Boi". Memoralia. Ajuntament de Sant Boi de Llobregat. Setembre de 2012.

martes, 10 de mayo de 2016

EL CAFÉ ZURICH, DE LA BARCELONESA PLAÇA DE CATALUNYA, SE RESISTE AL CIERRE DE SU EMBLEMÁTICA TERRAZA.

 En la lluviosa mañana de ayer, los trabajadores y el propietario del Café Zurich, acompañados de sus familiares, salieron a la calle para defender la continuidad de la terraza que les da de comer ( Foto: Xavier Cervera).


El Café Zurich, en el número 1 de la plaça de Catalunya, de Barcelona, es un punto de encuentro por excelencia de la Ciudad Condal. Si quieres que la persona con la que te has dado cita  no se pierda, lo más práctico es citarla en la terraza del Café Zurich, en el mismo corazón de Barcelona.

Ahora este establecimiento, símbolo de Barcelona, está dispuesto a convertirse también en un emblema de la lucha contra la Ordenança de Terrasses. Las 70 mesas que tiene en su emplazamiento de la Plaça de Catalunya, están en peligro de desaparecer, si no en su totalidad, sí la mayoría, y de ahí que la gran familia que forman sus trabajadores, haya decidido salir a la calle , frente al establecimiento, para mostrar sus protestas por la normativa  que dejó lista el gobierno municipal del convergente Xavier Trías y que ahora está aplicando el de "Barcelona en Comú",  de Ada Colau.

El propietario del establecimiento, Andreu Valldeperas, trabajadores del establecimiento, y representantes del Gremi de restauració de Barcelona y de los sindicatos CC.OO. y UGT, se plantaron en la mañana de ayer frente a la terraza, desierta por la lluvia, para defender las mesas del local y los 32 puestos de trabajo.

Roger Pallarols, director general del Gremi de Restauració de Barcelona, se preguntaba qué "quién más  le tiene que decir a la alcaldesa que ha de rectificar y no llevar a cabo una aplicación tan estricta de una ordenanza que ellos mismos han calificado de chapuza".

MIS RECUERDOS DE LA TERRAZA DEL CAFÉ ZURICH 

 Una antigua imagen de la terraza del Café Zurich

 Recientes instantáneas de la terraza del Café Zurich.

En el  interior del establecimiento se disfruta también de un ambiente acogedor.

Guardo muy buenos y gratos recuerdos del Café Zurich, de Barcelona.

En mi adolescencia, cuando no existían las redes sociales  ni el internet, era muy habitual que las emisoras radiofónicas tuvieran un espacio donde se podía solicitar correspondencia con chicos y chicas en edades comprendidas entre tantos y tantos años y que preferentemente residieran en tales lugares.

Por este conducto, a mi que siempre me ha entusiasmado escribir, establecí correspondencia con chicas de diferentes lugares de España e incluso una de Portugal, aunque preferentemente eran de Barcelona ciudad. Y llegaba el día en que, con las de Barcelona ciudad, decidíamos conocernos personalmente. Y yo, que por aquel entonces residía en Sant Boi de Llobregat y no tenía coche, lo más práctico era  desplazarme con los "Ferrocarriles Catalanes" (ahora Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya), hasta la estación fin de trayecto de  Plaça d'Espanya,  de Barcelona, y de allí, con el metro, hasta la Plaça de Catalunya. Ya estaba en el Café Zurich.

Y a lo largo de las diferentes etapas de mi vida, cuando por  circunstancias diversas  he tenido que citarme  con alguna persona determinada -- conocida o no --el lugar del encuentro, en Barcelona, siempre ha sido el Café Zurich. No hay pérdida para nadie.

De ahí que la noticia de la posible desaparición de su terraza, me duela profundamente,  porque con ello desaparecería también la esencia  de tantos y de tantos buenos  recuerdos de mi adolescencia, de mi juventud y de mi pasado todavía  reciente. Por la familia de trabajadores, para que no puedan peligrar sus puestos de trabajo; por la Barcelona emblemática de su añejo pasado, y por los recuerdos que guardo de este característico  establecimiento, me uno en apoyar las justas reivindicaciones que se están efectuando para que, el Café Zurich siga liderando, con su emblemática terraza, este punto de encuentro tan característico de la Ciudad Condal.

domingo, 8 de mayo de 2016

UNA EXCURSIÓN DE FIN DE CURSO ESCOLAR 1958 - 59 CON EL COLEGIO BALMES DE SANT BOI DE LLOBREGAT.




En nuestros días resultaría ridículo que una escuela programara una excursión  de Fin de Curso que tuviera una duración de un solo día  y con un itinerario circunscrito dentro del ámbito de la propia provincia. Esto ya corresponde al pasado, en las reminiscencias de la postguerra.

Ahora, antes de la Navidad, algunas escuelas ya empiezan a programar lo que ahora se conoce por "viajes escolares", que acostumbran a tener en el extranjero el lugar de destino. Y naturalmente, estos desplazamientos y estancias están supeditados a unos presupuestos que difícilmente podrían afrontar las respectivas familias, y en consecuencia procede idear la manera de conseguir dinero para conseguir disfrutar del apetecido viaje. Y se empieza vendiendo lotería para el sorteo de Navidad, Los primeros a quienes se les ofrece es a la propia familia. Una buena ocasión para visitar a los abuelos a los que hace meses se les tenía olvidados.Luego las mamás -- por la cuenta que les trae -- también venden lotería " para el viaje de fin de curso de sus hijos" a las amistades, compañeras de trabajo, etc.

Los alumnos, en grupos de dos o tres, recorren calles y plazas de sus municipios para vender también lotería entre  los transeuntes o algún conocido que encuentran por el camino. 

Pero como sea que en la mayoría de las ocasiones no resulta suficiente los ingresos obtenidos, quedan todavía varios meses para idear otras maneras de conseguir dinero. Tómbolas, en que cada cual aporta objetos inservibles de su domicilio; rifas sorteando productos donados por establecimientos de su proximidad familiar e incluso dedicando uno o varios días confeccionando en la escuela trabajos artesanales que luego son vendidos en los mercados al aire libre, y así un largo etcétera.

UNA EXCURSIÓN  DE FIN DE CURSO DEL AÑO 1959

Recuerdo perfectamente aquella excursión, en los últimos cursos de bachillerato en el Colegio Balmes, de Sant Boi de Llobregat. Está perfectamente indicado en la hoja que ilustra estas líneas y que fue previamente distribuída entre los alumnos participantes.

A las 06:00 horas salíamos en autocar de la puerta del Colegio, en la calle de Lluís Castells, de Sant Boi de Llobregat, para dirigirnos a Sabadell y desde allí a la villa termal de  Caldes de Montbui, donde asistimos a la celebración de la Eucaristía. Finalizada la ceremonia religiosa proseguimos el camino hasta Sant Miquel del Fai, donde desayunamos con hambre canina. Continuamos hasta Moià, visitando algunos puntos del municipio hasta la hora de la comida del mediodía. Después de un descanso para hacer la digestión nos dirigimos a l'Estany, donde hicimos una parada antes de reemprender la marcha hasta Avinyó, donde visitamos el sepulcro de la niña  Josefina Vilaseca (1) siguiendo la ruta  hacia Sallent, para visitar la casa natal de Sant Antoni María Claret y una última parada en Artés, para degustar y comprar los típicos "Borregos del Sant Pare", y regresando por Manresa hasta llegar a Sant Boi de Llobregat.

EXCURSION DE MARCADO COMPONENTE RELIGIOSO.

Véase el marcado  componente religioso de esta excursión, con la asistencia a la Santa Misa y las visitas al sepulcro de la niña Josefina Vilaseca -- en proceso de beatificación -- y de la casa natal de Sant Antoni Mª Claret. No en vano nos acompañó en esta excursión mossèn Règul Casas Casas, rector de la iglesia de la Colonia Güell, en Santa Coloma de Cervelló,  que formaba parte del profesorado del Colegio, donde impartía las asignaturas de Religión y Latín.

(1) Josefina Vilaseca Alsina era una niña de 12 años de edad, nacida en la masía de Cal Nasi d'Horta d'Avinyó, que el día 4 de diciembre de 1952  fue víctima de un intento de violación, y que al resistirse con todas sus fuerzas, el agresor le propinó dos cuchilladas, causándole graves heridas que le ocasionaron la muerte tres semanas más tarde, el mismo día de Navidad,  en la Clínica Sant Josep, de Manresa, donde había sido trasladada.

Actualmente, su estado está en proceso de beatificación, impulsado desde el Obispado de Vic, atendido que diversos testimonios que presenciaron la agresión aseguran que, mientras la niña se resistía a la violación, gritaba que aquello era pecado, y en consecuencia murió para salvar su castidad.

En el año 1952, en aquella época de gran incidencia del hecho religioso, la noticia de su muerte causó un considerable impacto emocional, atendida la coincidencia en tiempos del proceso de canonización de la niña italiana María Goretti, fallecida en parecidas circunstancias, y las actuaciones propagandísticas del nacionalcatolicismo español, pueden explicar también la extraordinaria dimensión  de aquel luctuoso hecho.

Las autoridades locales, civiles y religiosas, hicieron lo posible para ampliar esta dimensión, desde prohibir  la apertura de los establecimientos comerciales, para facilitar que el máximo número de ciudadanos pudieran acudir al acto del entierro de Josefina Vilaseca -- elevada, después de su trágica muerte, a la categoría de mártir -- a la detallada organización del itinerario de la comitiva fúnebre y la propia participación en la ceremonia religiosa, a la que asisteron miles de personas.




domingo, 1 de mayo de 2016

MES DE MAYO: DIA 1. DIA DE LA MADRE. LOS RESTANTES, DIAS DE PRIMERAS COMUNIONES.

 Mi madre, Pepita Campmany i Pagés, en una imagen de los últimos años de su vida entre nosotros. 

Debo de manifestar, en primer lugar, que para mi -- sin importarme en absoluto lo que puedan pensar o decir  las demás personas -- el DIA DE LA MADRE,  son todos y cada uno de los 365 días del año, por lo que esta convicción  me permite recordarla  siempre  en mi pensamiento y llevarla, también para  siempre en el más preciado rinconcito de mi corazón.

Pero todo ayuda a vivir, en especial en estos tiempos de crisis, en que, a pesar de ser día festivo, algunas joyerías, floristerías y establecimientos de objetos para regalo han abierto hoy sus puertas esperando poder efectuar unas ventas extraordinarias,  de la misma manera que los restaurantes han visto reservar algunas mesas para reunir, en el día de hoy, a familias compartiendo con sus respectivas madres un buen menú dominical. 

El DIA DE LA MADRE  es una festividad que se celebra en todo el mundo, si bien en diferentes fechas del año, según el país.

En  la antigua Grecia se rendían honores a Rea, la madre de los dioses Zeus, Poseidón y Hades, por lo que, algunos, lo han relacionado como los precursores de esta festividad.

MES DE MAYO, MES DE LAS PRIMERAS COMUNIONES. 

 
 Libro devocionario, con tapas de nácar, de la Primera Comunión de mi madre.
Anverso y reverso de la estampa de la Primera Comunión de mi madre, celebrada junto con su hermana melliza María, en la Iglesia Parroquial de Santa María de Sants, en Barcelona, el 24 de mayo de 1925.



 ... y atendido que acabo de referirme al DIA DE LA MADRE, no he podido resistirme de ilustrar estas líneas, correspondientes a las Primeras Comuniones, dentro del mes de mayo de cada año,  con el libro devocionario con tapas  de nácar y la estampa de Primera Comunión de mi madre, que celebró conjuntamente con su hermana melliza María, en la Iglesia Parroquial de Santa María, en la barriada barcelonesa de Sants.

La Primera Comunión es una ceremonia religiosa de la Iglesia Católica en que, una persona, generalmente menor de edad, participa por vez primera del sacramento de la Eucaristía, recibiendo la Comunión -- que significa recibir el Cuerpo y la Sangre de Jesucristo -- siendo necesariamente obligatorio haber recibido con anterioridad, el sacramento del Bautismo y el de la Penitencia, es decir, la confesión.

Desde hace décadas, algunas familias han convertido la celebración de la Primera Comunión de sus hijos, en una ostentosa fiesta familiar.